Tutoriales

Cómo utilizar el círculo cromático en fotografía

En un artículo anterior, vimos qué son y cómo aplicar las armonías de color mediante el uso del círculo cromático. Hoy vamos a ver de donde sale el círculo y por que es así.

La base del círculo cromático, son lo que conocemos como colores primarios y estos colores son los que no se pueden conseguir mediante la mezcla de otros colores.

Estos colores primarios son el Rojo, Amarillo y el Azul, y son con la mezcla de estos tres colores con los que conseguimos toda la variedad de tonos que tenemos en el círculo cromático.

Poniendo estos tres colores como base, y mezclándolos a partes iguales entre si, conseguimos otros tres colores conocidos como secundarios. Son el Verde, el Naranja y el Violeta.

Si ahora mezclamos los colores primarios con sus secundarios, conseguimos una nueva cantidad de tonos llamados terciarios, que forman lo que conocemos como el círculo cromático con un total de 12 tonalidades distintas.

El primer círculo cromático que se conoce, lo creó Moses Harris en el siglo XVIII, aunque en el siglo anterior Isaac Newton ya dibujó un pequeño diagrama de colores similar al círculo.

Unos años más tarde, Johann Wolfgang Goethe comenzó a investigar sobre la psicología del color y su significado, separando los tonos entre positivos, negativos, fríos, cálidos…

Círculo cromático - Jorge Lázaro

Este círculo cromático, con el uso de las diferentes armonías de color, ayudó a muchos pintores de la época a crear sus obras y poder expresar de forma más eficiente el mensaje que querían transmitir.

Pero, ¿cómo podemos aplicar esto a la fotografía? ¿Podemos utilizar este mismo círculo en nuestras imágenes de la misma forma? La respuesta es Si y No a la vez…

Los pintores trabajaban con pintura mientras que los fotógrafos utilizamos la luz. Este hecho hace que la cosa no sea del todo igual y tenemos que tener en cuenta otros factores.

Como hemos visto al principio del artículo, los colores primarios del círculo cromático son el Rojo, el Amarillo y el Azul, Pero si trabajamos con luz estos colores no son los mismos.

En la cámara, en Lightroom, en Photoshop o en cualquier otro programa de revelado, estamos casi obligados a trabajar con perfiles RGB ya que este perfil es el adecuado para trabajar con luz.

Pero cómo su propio nombre indica, los colores primarios en estos perfiles son el Rojo, Verde y Azul. Esto supone que cuando aplicamos la mezcla de los colores, los secundarios y los terciarios tampoco coinciden con el modelo de círculo que hemos visto antes.

Pues si, como ya os podeis imaginar tenemos diferentes modelos de círculos cromáticos. Por si esto fuera poco, encima se nos complica la cosa!!! No os preocupéis que no es para tanto.

El modelo de círculo cromático que hemos visto al principio se conoce como modelo clásico y su nombre es RYB por las iniciales de los colores primarios en inglés (Red, Yellow, Blue).

Después tenemos el modelo Aditivo conocido como RGB correspondiente a los colores primarios Red, Green, Blue (rojo, verde, azul)

Por último tenemos un tercer modelo de círculo cromático llamado Sustractivo que conocemos como CMYK, donde sus colores primarios son el Cian, el Magenta y el Amarillo (Cyan, Magenta, Yellow. se añade la K para añadir una tinta de Black, negro).

3 círculos cromáticos - Jorge Lázaro

Este último es el que utilizan las impresoras y es la evolución del modelo clásico, ya que se utiliza con pigmentos. De momento no nos debe preocupar demasiado, ya que como os demuestro en el vídeo, a efectos prácticos para el procesado es el mismo círculo que el RGB.

Entonces, ¿Qué modelo debemos utilizar en nuestros procesados? Pues en principio, y en mi opinión, debemos utilizar el modelo RGB para hacer todas las correcciones de color en los programas de edición.

De hecho, todas las herramientas de Photoshop están diseñadas en base a este círculo cromático. Con lo que, si lo sabemos manejar correctamente, sabremos corregir de forma rápida las posibles dominantes que tengamos en la imagen.

Después, a la hora de ser creativos, podemos utilizar cualquiera de los 2 modelos. Con los modelos RGB o RYB y aplicando las reglas de armonía de color, podremos conseguir resultados agradables a la vista.

En cualquier caso, ahora sabéis cómo interpretar los diferentes círculos cromáticos y podéis adaptarlos a vuestro flujo de trabajo en función del resultado que busquéis.

El el vídeo que acompaña a este artículo, podéis ver cómo están disponibles estas herramientas en Photoshop y la manera de utilizarlas para obtener los mejores resultados.

¿Te ha gustado el artículo? Pues no dudes en seguir disfrutando de los contenidos del Blog. Si tienes interés en conocer cómo se ha realizado alguna de las imágenes de la galería o te gustaría conocer algún método de procesado, no dudes en pedirme consejo aquí mismo en los comentarios. ¡Ah! Tampoco olvides SUSCRIBIRTE para conseguir un fantástico regalo y compartir el artículo con gente a la que pueda interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.