Tutoriales

Cómo recuperar un sol quemado en Photoshop

En muchas ocasiones, cuando hacemos fotos al amanecer o atardecer y pretendemos incluir el sol en el encuadre, este aparece quemado en la imagen dejando una mancha completamente blanca en el cielo.

Es algo complicado de resolver en el momento de la toma, ya que si subexponemos, lo más probable es que dejemos completamente negras las sombras más profundas del encuadre.

Os voy a enseñar a como resolver esta situación en Photoshop con unos sencillos pasos que conseguirán dejar un cielo perfecto.

Recuperar zonas quemadas del cielo

Una vez tenemos la fotografía abierta en Photoshop, el primer paso es crear una capa nueva y mediante el «Tampón de Clonar» tapar la zona quemada copiando zonas próximas del cielo.

Zona quemada en el cielo

No será necesario hacerlo de forma muy precisa ya que las pequeñas imperfecciones quedarán minimizadas con las siguientes capas que vamos a añadir.

Sustitución del Sol en la fotografía

En el siguiente paso volvemos a crear una capa nueva a la que le cambiamos el modo de fusión «Luz fuerte«.

Aquí con el uso de la herramienta «Pincel» dibujaremos nuestro Sol simplemente haciendo varios clics en la zona donde debería estar.

Podemos usar la guías para marcar el punto exacto y elegiremos una muestra del color del cielo de la fotografía.

Creación de un nuevo Sol con Photoshop

Sobreexponer la zona del Sol

Hasta aquí ya tenemos el trabajo bastante avanzado, pero vamos a añadir algo más de realismo a la imagen.

Como norma general, siempre que realicemos fotografías con el Sol dentro del encuadre, vamos a tener esa zona quemada, por lo que vamos a simular ese efecto de forma controlada.

Añadimos una nueva capa con el modo de fusión en «Aclarar» y aquí, de la misma manera que en el paso anterior, mediante el uso de la herramienta «Pincel» añadimos unos clics en la zona central del Sol con color blanco.

De esta manera conseguimos que el Sol sea bastante más brillante desde el centro y vaya desvaneciendo su brillo según va iluminando la imagen.

Añadimos más luz a la parte central del Sol

Añadir un fogonazo de luz

Para finalizar, podemos añadir un resplandor que permitirá iluminar la escena con un color cálido que mejorará en gran medida la sensación de amanecer o atardecer.

De nuevo creamos una Capa nueva a la que le cambiamos el modo de fusión a «Superponer» y la duplicamos unas 4 o 5 veces.

De nuevo, mediante el uso de la herramienta «Pincel» y seleccionando una muestra de color del cielo, vamos haciendo diferentes clics y modificando el tamaño de la punta del pincel en las diferentes capas.

Para mejorar la integración de este resplandor en la imagen, podemos seleccionar todas estas capas y meterlas en un grupo, que mediante el uso de una máscara de luminosidad de «Luces1» conseguiremos un efecto bastante más real.

Imagen final con la sustitución del Sol en Photoshop

Fin de los cielos quemados

Ya has visto que de forma muy rápida y sencilla conseguimos eliminar esas zonas quemadas del cielo mejorando la calidad de nuestra imagen.

Esta misma técnica la puedes utilizar siempre que tengas zonas quemadas en tus fotos. Si tienes un reflejo o cualquier resplandor, podrás eliminarlo de manera similar.

No olvides visualizar el vídeo tutorial, donde verás de forma práctica todo lo explicado en este artículo. Dime en los comentarios si te ha funcionado esta técnica o si crees que se podría mejorar de algún modo.

¿Te ha gustado el artículo? Pues no dudes en seguir disfrutando de los contenidos del Blog. Si tienes interés en conocer cómo se ha realizado alguna de las imágenes de la galería o te gustaría conocer algún método de procesado, no dudes en pedirme consejo aquí mismo en los comentarios. ¡Ah! Tampoco olvides SUSCRIBIRTE para conseguir un fantástico regalo y compartir el artículo con gente a la que pueda interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.